NUESTRAS RELACIONES

Las personas adultas y jóvenes no vivimos aisladas, sino que convivimos en familia, en grupo, mantenemos relaciones con otras personas en todo momento. Es más, las relaciones constituyen nuestra fuente de felicidad más importante. Sin embargo, las relaciones no siempre son satisfactorias; en ocasiones resultan complicadas y pueden incluso llegar a enquistarse. Por todo ello, las relaciones, lejos de ser solamente nuestra principal fuente de felicidad, pueden llegar a ser la principal vía para la aflicción.

Es en estos grupos de relación donde se materializa el proceso de socialización, que no es más que el proceso de construcción y adaptación que se recibe cuando se convive en sociedad, en particular con respecto de las acciones autónomas del individuo y de su integración social. Son las personas quienes se relacionan con los individuos, y las instituciones –tales como la familia, la escuela o los medios de comunicación– desempeñan el papel de agente socializador. De todos ellos, recibimos valores y normas. Los procesos de socialización se mantienen vigentes a lo largo de toda la vida, pero es durante la infancia cuando se desarrollan, y, en particular, con padres y madres y en la escuela.

Nos introduciremos de lleno en su proceso de socialización y ayudaremos a nuestro alumnado a que desarrolle relaciones lo más positivas posible, a través de algunas dinámicas propuestas.

Asimismo, se propone una serie de indicadores de logros, que el profesorado deberá tener en cuenta en los procesos de evaluación de alumnos y alumnas.

Objetivos

  • Disponer de herramientas y de estrategias para hacer frente a situaciones de conflicto.
  • Mejorar la comunicación interpersonal.
  • Desarrollar la capacidad para la empatía.
  • Desarrollar la asertividad.
  • Reconocer que nos merecemos respeto, y ofrecer herramientas y estrategias ante situaciones complejas.

Criterios de evaluación

  • Respeto
  • Empatía
  • Igualdad
  • Comunicación

Indicadores de logro

  • Participa de manera respetuosa en las dinámicas.
  • Ante los conflictos, comienza a recurrir a diferentes estrategias y herramientas.
  • Está mejorando su manera de comunicarse con las demás personas.
  • Identifica sentimientos y emociones, tanto propias como ajenas.
  • Comienza a adoptar conductas asertivas en determinadas situaciones, ante los demás.

Actividades